Estado resarcirá a enfermera acusada de un asesinato

En 2012 fue encarcelada en forma indebida por muerte de pacientes.

En 2012 el caso sacudió a Uruguay y tuvo repercusiones en Argentina, España, Estados Unidos e Inglaterra. Tres enfermeros fueron catalogados como «ángeles de la muerte» y acusados de matar a pacientes terminales.

La enfermera A.A. fue procesada con prisión ese año por complicidad de homicidio de un paciente terminal, pese a que siempre negó su participación. Posteriormente, fue acusada de un delito de encubrimiento. Los otros dos enfermeros confesaron el delito y luego señalaron que lo hicieron porque sufrieron apremios físicos. Más tarde, la Justicia penal absolvió a los tres acusados en 2015. Un año después, un Tribunal de Apelaciones ratificó ese fallo. Son inocentes, dijo.

La enfermera A.A. estuvo presa 493 días y sometida a proceso penal por cuatro años y dos meses.

En la cárcel, un jerarca del Instituto de Rehabilitación Femenino (IRF) la instaló en el fondo del presidio, en unas barracas, para aislarla de otras reclusas.

Y le sugirió que dijera que había sido encarcelada por tráfico de drogas. Es que matar pacientes o niños son delitos que generan ira en la población reclusa. Poco tiempo después, la enfermera recibió amenazas de muerte.

El martes 6, el juez de lo Contencioso Administrativo, Gabriel Ohanian, condenó al Poder Judicial al pago de US$ 98.250 más intereses (aproximadamente unos US$ 130.000) a la enfermera por entender que esta sufrió una prisión indebida.

La demanda.

El reclamo de A.A., redactado por los abogados penalistas Fernando Posada y Andrés Ojeda, expresa que su defendida fue acusada pese a no existir prueba alguna en su contra. Los hijos de la enfermera, entonces de 12 y 15 años, no pudieron tener a la madre en ese momento tan importante de su vida, debiendo lidiar con el encierro y con el estigma de ser familiares directos de una «asesina serial» como quedó marcada ante la opinión pública, dice la demanda

Posada y Ojeda exigieron el pago de US$ 73.950 por daño moral. Solicitaron al juez Ohanian una indemnización equivalente a US$ 150 diarios por cada día de prisión. También pidieron US$ 15.000 por daño emergente y $ 2.431.438 por lucro cesante.

Esa cifra equivale a los salarios que la enfermera no percibió durante el tiempo que estuvo en prisión y la indemnización por despido.

Solicitaron, además, un resarcimiento por lucro cesante de $ 10.906.209 por los 207 meses que restan para que alcance los 65 años.

La réplica.

El Poder Judicial señaló que, en el momento del procesamiento de la enfermera, sí existían elementos de convicción suficientes requeridos por la ley para remitirla a la cárcel.

Recordó que el Tribunal de Apelaciones cuando decretó la inocencia de A.A. señaló que se contó con elementos que exigía el Código de Proceso Penal (CPP) para disponer el procesamiento. No cuestionó que la cobertura del caso haya afectado a la enfermera, pero advirtió que ello no era responsabilidad del Poder Judicial.

En cuando al daño reclamado, el Poder Judicial entendió que el Juzgado de lo Contencioso Administrativo solo deberá considerar el que haya sido causado directamente por la prisión preventiva cumplida en exceso.

También dijo que el daño moral reclamado por la enfermera «resulta alto» de acuerdo a los parámetros establecidos por la jurisprudencia.

Y sostuvo que no correspondía calcular el lucro cesante futuro porque la demandante se encuentra capacitada para trabajar como lo hizo en una empresa en 2014 y 2015.

El fallo.

Ohanian cuantificó el daño moral en US$ 150 por día de prisión por la aflicción sufrida por la enfermera por la pérdida de libertad y por la notoria repercusión que el caso tuvo en todos los niveles de la sociedad.

El juez coincidió con Posada y Ojeda en que la situación «disvaliosa» que vivió fue producto de la prisión indebida donde fuera catalogada como «ángel de la muerte» y se genera por la actividad del Poder Judicial. Por ello la responsabilidad de los perjuicios deben imputarse al Estado y en consecuencia también su reparación, dijo el fallo de Ohanian.

El magistrado no hizo lugar al pedido de indemnización por despido ni por lucro cesante.

El Poder Judicial aún tiene plazo para apelar la sentencia.

Una testigo: “Hoy nadie le da trabajo; tiene un estigma”

El 16 de mayo de 2018, una enfermera, Gabriela M. declaró como testigo ante el juez Gabriel Ohanian, que trabajó con la enfermera A.A. entre 2000 y 2012 en la Asociación Española. “Las visitas (a la cárcel) para nosotros era todo nuevo. Se nos registraban las cosas que llevábamos; allí estábamos con ella. Por lo menos en una de las veces que fuimos hubo un intento de motín. Nos hicieron salir de apuro”, dijo.

Agregó que la vida de la enfermera A.A. corrió peligro en la cárcel.

“Ella vivió su reclusión como una cosa espantosa. Sufría mucho. Yo la conozco hace muchos años y es una persona de carácter. Se sintió degradada, humillada, horrible”, dijo.

Expresó que su amiga hoy trabaja en una casa de salud y recibe un sueldo bajo.

“Luego de lo que le pasó, muy poca gente le da trabajo. Es un estigma. Ella fue recluida por algo que no pasó”, dijo Gabriela M.

Otra testigo, Mariana D., también compañera de la demandante, señaló en el Juzgado que A.A. sufrió mucho en la prisión.

“(En la cárcel) la vi llorar. Sé que fue amenazada. Ella en un momento no quería salir de esos contenedores porque por comentarios decían que estaba amenazada por la causa por la que estaba recluida”, dijo la testigo.

Señaló que, como al esposo no le alcanzaba el dinero, “nosotros le ayudábamos con alimentos, plata”.

Astori definió cuál es el talón de Aquiles de la economía uruguaya

El ministro de Economía y Finanzas, Danilo Astori, anunció esta mañana en el marco de un evento en la Cámara Española de Comercio, Industria y Navegación, múltiples medidas de estímulo para la creación de empleo y señaló que es la principal preocupación de la política económica actual.

Sin embargo, dijo que para revertir la situación del empleo no se pretende resignar al cuidado del orden macroeconómico, sobre todo en lo que refiere a la disminución del déficit fiscal. “De los factores comprometidos en el orden macroeconómico, el principal, sin dudas es el déficit. Uruguay tampoco se siente cómodo con la trayectoria del resultado fiscal que hemos tenido, estamos haciendo esfuerzos por poner una trayectoria descendente”, manifestó.

Al ser consultado sobre las previsiones de crecimiento para este año, el ministro indicó que la meta se mantiene incambiada —prevén que crezca 2,5%— aunque sugirió que “hay que ver lo que ocurre en el segundo semestre del año”. Respecto al sector público no financiero, dijo que “todo el corazón de las finanzas públicas está muy alineado con las metas del gobierno”.

Asimismo, el ministro destacó el buen desempeño en materia de inversión y de exportaciones, sobre todo en cuanto al repunte de las ventas al exterior de productos lácteos que había sufrido un deterioro significativo en los últimos meses. “Si fortalecemos el motor de la inversión y también el de la exportación creo que Uruguay puede seguir manteniendo su meta de crecimiento”, agregó.

Respecto a la esfera política y a su participación en un hipotético cuarto gobierno del Frente Amplio, Astori dijo que tiene ganas de seguir trabajando por el país “me toque donde me toque”.

El coro que emocionó a todo un estadio

¿Cómo fue el encuentro de Roger Waters con los niños que cantaron en su espectáculo?

A cada lugar en el mundo donde vamos conseguimos chicos locales para que canten “Another Brick In The Wall (part 2)”. Estos chicos, sus chicos, fueron increíbles. Nos vimos por primera vez esta tarde y lo hicieron de manera brillante. Vamos a darle un gran aplauso”, dijo Roger Waters tras interpretar la canción más famosa de su repertorio ante un Centenario repleto.
Tras un mes y medio de ensayos, en la tarde del sábado el coro Giraluna tuvo su primer encuentro con el músico inglés. Ana Campoleoni, directora de Giraluna, dijo a El País que le sorprendió que si bien había una coach que repasaba las indicaciones que se le había dado al coro, el que se encargó de armar la puesta en escena y corregir a los cantantes fue Waters.
Giraluna, el coro local elegido para cantar «Another Brick in the Wall» con Roger Waters
“Se hicieron dos pasadas y además habló con cada uno de ellos. Les explicó que para él, esa canción era la parte más importante del show y que todo el mundo la iba a estar esperando”, contó Campoleoni. “Además les dijo que ellos iban a ser lo más importante del show y que la canción es emblemática”. Tras el ensayo, el ex Pink Floyd los felicitó y les dijo que los esperaba para el show.
A las siete de la tarde, dos horas antes del recital, comieron junto a los músicos que acompañan a Waters en la gira Us + Them. Uno de los miembros del coro, que estudia en la UTU, el bachillerato Figari, habló con los músicos sobre la experiencia de tocar en vivo. “Fue un encuentro impresionante”, resume la directora.
Los niños aparecieron en escena vestidos con los tradicionales overoles naranja y la capucha de los detenidos por la Guerra al Terrorismo. En determinado momento se despojaban del atuendo y mostraron una remera negra en la que se leía “Resist”. Los niños bailaron una coreografía, cantaron el estribillo de la canción y se despidieron ovacionados y, se les notaba, felices.
Entre los numerosos incentivos visuales y sonoros del recital de Roger Waters en el Estadio Centenario, uno de los momentos más intensos de la noche fue el de la interpretación de “Another Brick in the Wall Part 2”. Con la compañía de 12 miembros del coro Giraluna, le dieron al recital del ex Pink Floyd la teatralidad y la fuerza que reclama la canción al escucharse en vivo: es un himno de resistencia a los profesores estrictos que ridiculizan a sus alumnos. Vestidos como si fuesen prisioneros de Guantánamo, con un mameluco naranja y números negros en el corazón, y con una capucha negra cubriéndoles la cabeza, cantaron el coro para luego mostrar una camiseta con la leyenda “Resist” («Resiste»). La interpretación fue aplaudida por las 40.000 personas que llenaron el Estadio Centenario.
Luego de la actuación, durante los 20 minutos de intervalo, Waters tuvo un encuentro a solas con los 12 niños que estuvieron en el escenario (y los dos suplentes) y los responsables del coro. Allí Waters saludó y felicitó a la directora de Giraluna, y los encargados de música y de danza por su trabajo con los chicos.

Ingreso de tropas por seguridad del G20 genera resistencia dentro del Frente Amplio

La llegada de cuatrocientos civiles y militares estadounidenses —que usarán a Uruguay como base de operaciones para atender la seguridad en la cumbre del G20— generó rechazos a la interna del Frente Amplio.
El pedido de autorización tanto de personal civil, como militar y del servicio secreto fue solicitado por el Poder Ejecutivo en un proyecto de ley remitido al Parlamento con fecha 30 de octubre. El mensaje se hace bajo el pedido de urgente consideración, dado que los plazos para el despliegue apremian.
La cumbre en la que participarán los principales líderes mundiales, entre los que se encuentran los presidentes Donald Trump (Estados Unidos), Vladimir Putin (Rusia), Xi Jin-ping (China), Emmanuel Macron (Francia) y Angela Merkel (Alemania) se realizará a partir del 26 de este mes en Buenos Aires.
El Partido Comunista tiene «una mirada crítica» con esta iniciativa remitida por el Ejecutivo al Parlamento y promoverá una serie de discusiones en la interna del Frente Amplio antes de definir si vota o no este proyecto de ley. «El Comité Ejecutivo del Partido Comunista entendió que nos tenemos que poner en contra de esta iniciativa. El eje central es la soberanía del Estado, pero también está el tema de que Uruguay ha sido un país que ha promovido la paz y es difícil adoptar una decisión de albergar fuerzas para la represión», dijo a El País el secretario general del Partido Comunista Juan Castillo.
Ayer se hizo un planteo en la bancada, donde Casa Grande también manifestó su preocupación por el tema, dijeron a El País fuentes políticas. La preocupación sobre el tema fue expresada en el Secretariado del Frente Amplio por el diputado Carlos Coitiño, del Partido por la Victoria del Pueblo (PVP).

Todos los Derechos Reservados Copyright 2018 - El horizonte Digital- Melo- Cerro Largo -Uruguay
1
Hola, ¿en que podemos ayudarte?
Powered by
Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
Facebook
Facebook
Twitter
YouTube
YouTube
Instagram